head2.jpg
Vivir en la carretera
Vivir en la carretera

Una locura

Son muy pocas las personas a las que les hemos contado este proyecto. Prácticamente nadie sabe en lo que tenemos pensado embarcarnos pero las pocas personas con las que nos hemos sincerado nos dicen lo mismo: MENUDA LOCURA!

Y sí, puede que lo sea cómo también lo es que nos quedemos, que nos «casemos» con un banco durante 30 años y en el mejor de los casos estemos atados a un trabajo de mierda 40h a la semana para poder pagar la hipoteca y cubrir gastos.

Desde mi primera maternidad que siento las cosas de una forma muy diferente. Es en mis hijas donde más noto lo rápido que pasa el tiempo, ahora es cuando soy más consciente de ello. Que esto vuela señores y no hay tiempo para segundas oportunidades.

Me aterroriza que pase el tiempo y cuando mire atrás vea que mis manos están vacías de vivencias y que la mayor parte de mi vida la pasé trabajando para pagar y pagar en lugar de exprimirla al máximo y disfrutar cada día de lo que realmente me hace feliz.

Sí, puede que sea una locura pero como diría Nietzsche; las personas necesitamos de la locura, de lo contrario nunca seríamos libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *